Entradas populares

lunes, 17 de septiembre de 2018

Las Crónicas de Narnia


No esperaba don Jimmy que Pompeo afirmarse que: “Estados Unidos aboga por una CICIG mejorada

Cuentan las crónicas que cuando el Secretario de Estado Pompeo dijo aquello de que: “reiteraba su apoyo a la soberanía del país”, se desataron los asesores presidenciales e interpretaron que había luz verde para cortar a CICIG. A partir de ahí, el Presidente se lanzó con aquella puesta en escena en la que, rodeado por numerosos militares y policías, anunció para 2019 el fin de la CICIG y lanzó el mensaje de “no pienso obedecer órdenes ilegales”. El alegrón de burro fue vitoreado y acompañado mediáticamente por quienes apenas unas horas antes le recriminaban no hacer nada y lo animó a aparecer nuevamente en medios afirmando que el Comisionado tenía prohibido ingresar al país por “razones de orden y seguridad pública.

No esperaba don Jimmy que Pompeo, poco después, afirmarse que: “Estados Unidos aboga por una CICIG mejorada”. Entonces, las sonrisas se convirtieron en lágrimas y Morales ordenó cancelar la participación en la reunión de cancilleres del Triángulo Norte en EE.UU, tema en el que Washington había puesto mucho empeño. Ese despecho desató los demonios en el norte porque vieron peligrar inversiones comprometidas pero sobre todo cuestiones relacionadas con la seguridad nacional norteamericana. Cuando Morales quiso desdecirse, Washington había anulado la reunión y activado la guerra de las galaxias, en sus versiones “el imperio contraataca y el regreso del Jedy”. Los hechos que se sucedieron fueron, la renuncia del ministro de Finanzas e inmediatamente después, la de la ministra de Trabajo. Aceptadas ambas, se pasó a la acción.

Los norteamericanos dejaron el fin de semana para que se celebraran las fiesta patrias de la independencia y se consumó el grotesco espectáculo del registro de personas antes de ingresar a la plaza de la constitución, algo que enojo a muchos y alegro a otros que confundían en sus explicaciones y justificaciones lo público con lo privado y la acción antiterrorista, ejercitada en cualquier lugar del mundo, con la represión ciudadana que se padece en países autoritarios.
El domingo, adelantándose quizá al lunes marcado en el calendario, y una vez la ministra de trabajo quedó fuera del gobierno, la corte de constitucionalidad, de forma inusualmente repentina, admitió por unanimidad una serie de amparos y ordenó fundamentalmente dos cosas separadas: el retorno inmediato del Comisionado que designe ONU y utilizar el artículo 12 del convenio vigente como base de la resolución de controversias. Los estrategas gubernamentales comenzaron inmediatamente a difundir en redes que una cosa estaba unida a la otra y que la orden era negociar y posteriormente permitir la entrada del comisionado, algo desmentido por diferentes constitucionalistas.
La incertidumbre no duró mucho y en pocas horas -el día de ayer- de todas las posibles soluciones, en relación con la resolución de la CC, el Gobierno, asesorado por el Consejo Nacional de Seguridad, y de la manera más infame, asumió la peor en el menor tiempo posible. En el fondo, mostraron su forma de tomar decisiones, ausente de la más mínima racionalidad y cargadas de visceralidad e irreflexión. Hace tiempo que vengo diciendo que estamos ante un golpe de estado -versión siglo XXI- o un autogolpe en el que todos los ciudadanos honestos terminan perdiendo. El Presidente y las ocultas fuerzas del mal, han apostado por la confrontación directa en una especie de última batalla en la que todo vale. Parece que el mandatario no es capaz de deshacerse de la guardia pretoriana que lo somete, aturde, confunde y le complica el futuro. En poco tiempo veremos las consecuencias legales de la desobediencia y el desacato y, para algunos, vendrán los lamentos y el crujir de dientes ¡Al tanto!


lunes, 10 de septiembre de 2018

La estrategia del voto radical


El fascismo, el autoritarismo y la toma radical de poder estarán presentes en el escenario electoral

Parece ser que estrategas nacionales e internacionales que apoyaron en el pasado al Palacio de la Loba siguen activos. Los hechos de las dos últimas semanas son producto de un plan diseñado para generar espacios de “comodidad” a perseguidos por la justicia -o que la sienten cerca- y promover mensajes electorales subliminales. La urgencia por descuajeringar la CICIG, con énfasis especial en que el Presidente está constitucionalmente facultado para no obedecer órdenes ilegales -pero él decide cuáles son-, es la chapucera ejecución discursiva de una planificación estratégica con fines perversos y electoreros.
La prisa por resolver puede sustentarse en varios pilares: detención del general Padilla, casos pendientes sobre cuentas bancarias en que se depositaron donaciones al FCN y el anuncio de la llegada de Baldizón, cacareada generosamente en campos pagados ¿Fue para pedirle perdón al pueblo? ¡Venga ya! ¿Se arrepintió mientras estuvo encerrado en Miami? ¡Anda ya! Entonces, ¿para qué lo hizo? Sencillamente para recordarle a otros mafiosos -que entendieron el mensaje- que quería llegar a un lugar lo más “limpio, pulcro y soleado, judicialmente hablando, y que despejaran el terreno. Los estrategas “internacionales y de la CIA -o de la SIE-activaron planes que fueron penosamente ejecutados por cabezas pensantes del viernes del moralazo, algunos con rango ministerial. Como era de esperar, el resultado de esos mamarrachos brillantes” -algunos discípulas de Arzú- fue tosco porque son aprendices de albañil que se creen arquitectos por estar en la misma obra.
Coincidente con esos planes y la información que controla Baldizón sobre colegas suyos, hay todo un esfuerzo importante con vistas al próximo proceso electoral. En torno a la declaración de non grato de 2017, se concentró un grupo de personas que querían expulsar a CICIG. Más tarde, cuando el exalcalde Arzú la confronta, se cesa al SAT y se nombra nuevo ministro de gobernación -entre otros hechos- el grupo fue creciendo en torno a ideas diferentes pero agrupadas bajo un concepto general: el ardor nacionalista. Quienes idearon tal cosa vieron que podrían incluir en ese mismo paquete a ciertos conservadores, de ahí la manifestación pro vida (realmente antiaborto porque la mayoría de aquellos apoyan la pena de muerte) y a favor de la familia. Lo que pretenden es promover un par de partidos y/o candidatos radicales en las elecciones 2019 cuyo mensaje fuerza se sustente en el nacionalismo conservador: el guatemaltequismo. Ser presentará como patriotas y defensores contra la injerencia extranjera, guardianes de valores familiares tradicionales y abonarán la idea -plasmada por radicales evangélicos en un proyecto de ley- de que las personas no heterosexuales son anormales y “representan una amenaza al equilibrio moral de nuestra sociedad y por ende un peligro para la paz y la convivencia armónica…”. El fascismo, el autoritarismo y la toma radical del poder estarán presentes en el escenario electoral y aspiraremos a ser la Francia de Le Pen, la Italia de Mussolini os modernamente la Venezuela de Maduro o la Nicaragua de Ortega.
Conocidos ilustres e ilustrados critican cómo se compran votos en el interior -indígena y campesino- con camisetas o gorras, sin darse cuenta que a ellos los compra un tuit, un post en Facebook o la frase de un tirano que le activa el corazón -o el hígado- mientras le adormece la razón. Y es que no hay que irse muy lejos para comprobar que seguimos pensando poco, leyendo menos y siendo serviles a las ideas de otros porque nos cuesta generar crítica y racionalmente las propias.
¡Bienvenidos a finales del XIX y listos, en este realismo mágico chapín, para la nueva Independencia!

lunes, 3 de septiembre de 2018

Cómico…, pero de terror


Dicen que el Presidente está mal asesorado ¡Para nada!, tiene los mejores asesores posibles
  
El presidente Morales y quienes lo manipulan, volvieron a sorprender con su infame actuar. En comparecencia pública propia de dictaduras bananeras de siglos pasados, rodeado de decenas de militares y policías de alto rango, anunció algo sabido: la CICIG acabaría en 2019. Ese no fue, sin embargo, el contenido esencial del mensaje principal que se centró en la advertencia de un posible actuar venidero en relación con decisiones judiciales:instituciones y funcionarios no están obligados a acatar ordenes ilegales. En línea con esa moraleja presidencial, habría que preguntar a los militares presentes en el politizado evento si no transgredieron la constitución en aquello de no ser deliberantes y deberían haberle desobedecido. Además de ello, hay que añadir el patrullaje de vehículos militares alrededor de la sede de CICIG en un acto de intimidación y muestra de poder que causó asombro en el mundo y sorprendió a la ciudadanía nacional. El Presidente se empeña normalmente en aquello que hace muy mal, pero el viernes se esmeró en jeringarla.
Ese amago de golpe de estado, autogolpe o golpe a medias, cómo se le quiera llamar -literatura sobra para los incrédulos- no persigue esencialmente “sacar a CICIG” -ya previsto- sino desobedecer acciones judiciales que se vienen y que por cualquier medio -ilegal incluido- algunos intentan detener ¡Ahí está el golpe! cuyo detonante del desequilibrado actuar fue la detención del general Padilla, hermano de un viceministro y de un diputado del círculo cercano al Presidente, y protegido por el Alto Mando del Ejército. Si accede a informes de organismos de inteligencia extranjeros comprobará que la preocupación de los USA es el narco-estado, es decir: la narcoactividad y el crimen organizado asociados a un red de militares -retirados y en actividad- que ocupan cargos de responsabilidad. No es el Ejército, institución respetable y con valores -a la que están utilizando y denigrando- sino una cúpula que desde la sombra, Zavala o puestos claves en la institución pretende seguir empoderada y negocia con mafias ¡Esa es la auténtica razón de todo este embrollo!
Dicen que el Presidente está mal asesorado ¡Para nada!, tiene los mejores asesores posibles, el problema es que no pretenden defender el Estado de Derecho sino una situación de permanente desorden controlada por grupos de facinerosos que han puesto el Estado al servicio del crimen organizado con enorme rentabilidad personal. Si duda, haga un recuento de diputados en busca y captura y del perfil de altos oficiales que han sido detenidos o asociados con delitos de corrupción, narcoactividad o crimen organizado, maras incluidas. Aterrorizar a la ciudadanía para generar dinámicas perversas de control es un objetivo en la teoría del caos, y por ello apuestan. Se vienen desesperadas batallas lideradas por bandidos que pretenden zafarse de la acción de la justicia y establecen una rosca alrededor del Presidente o alientan desde afuera para que tome decisiones absolutamente fuera de control, quizá porque tiene más que perder si no lo hace, y esa fue la advertencia.
En Venezuela, por el 2000, nadie pensaba que años después unos narco-militares sostendrían a un presidente pelele y destruirían uno de los países más ricos de América latina ni que otro grupo de militares y policías sandinistas sustentarían a un asesino violador en Nicaragua. No es un tema de ideologías, sino de autoritarismos asentados en el crimen organizado ¿No lo ve así?, entonces siga con sus discursos sobre la soberanía, el extranjerismo o las pajas que quiera incorporar a la arenga y veremos en unos años. No se trata de CICIG, no sea ingenuo, sino de la toma del país por delincuentes mafiosos.