Entradas populares

lunes, 7 de septiembre de 2009

Iluminados

En pocos años, la actual crisis hondureña será motivo de tesis sociológicas y políticas que evidenciarán el verdadero alcance de todo este sumatorio de acontecimientos que se vienen produciendo desde hace unos meses y que todavía dará mucho que hablar.
La teoría que ahora predomina, y es difundida por quienes se autodenominan demócratas pero que usan la palabra como la ropa interior, es que no hay que respetar los resultados electorales que salgan del proceso que ocurrirá en pocos meses. La razón es no validar las elecciones que surjan de un gobierno que denominan de facto. Don Álvaro coquetea con la idea de apoyar esa iniciativa, o al menos así lo ha recogido la prensa, ahora que es bueno afinar para que no demanden, persigan y amedrenten con todo el aparato del estado, tal y como lo hacen con Marta Yolanda. Por si fuera poco, los mismos “demócratas” abogan, y apoyaron en su momento al igual que el Presidente, el bloqueo económico a Honduras, para joder a nacionales y hondureños y no vengan a dar lecciones a quienes más saben de todo eso. Así empobrecen todo mucho más y les da cuerda para seguir.
Con ese derroche intelectual solo queda pensar que la sequia ha generado un proceso de diarrea mental difícil de contener en quienes apoyan esas y otras similares medidas. De seguir profundizando, es posible que terminemos por desconocer la democracia chilena, la española o incluso la guatemalteca. ¿Acaso se nos olvida que la constitución del 85 es implementada por un gobierno de facto?. También se presenta un panorama oscuro para Cuba porque: ¿cómo aceptar el resultado electoral que salga de un régimen criminal y corrupto como ese?. Y, si seguimos en la misma majadera línea de reflexión, lo mejor es que ignoremos todas las democracias del mundo porque la mayoría provienen de regímenes de facto de verdad y no como el de Honduras que, por cierto, no reúne esas características.
De la misma manera quieren bloquear la ayuda internacional, los préstamos y el comercio con el país centroamericano que es exactamente lo que vienen criticando que hacen los norteamericanos con Cuba desde hace años. ¿En qué quedamos partida de incoherentes?. Por un lado, se intenta condecorar, sin éxito por cierto, al barbudo y por el otro, se cierra la frontera con el vecino, porque es un gobierno de facto. ¡Genial chaval!, que diría Sabina.
Se les ha visto el plumero a todos -y todas- los que son invitados y becados anualmente a la isla a ver las maravillas de la revolución o a estudiar maestrías y doctorados irrelevantes por venir de donde vienen. Están comprados y les faltan los huevos que les sobra a los hondureños, para tomar partida con coherencia y responsabilidad en su futuro. Prefieren seguir viviendo del fisco, propio o ajeno, y de las ayudas que les otorgan esos dictadorzuelos, sus representantes y otros disfrazados de “comunidad internacional con altos índices de democracia” que quieren experimentar aquí lo que en sus respectivos países es inviable y generaría tal reacción que probablemente no durasen las propuestas y sus autores más de un día.
De seguir el ritmo de disparates avanzando como va, es posible que tengamos que organizar un movimiento, o mejor una su ONG, para desconocer a todas la democracias que vinieron de dictaduras con su general al frente y, de esa forma, terminamos por hacer un mundo uniforme y socialista, al mejor estilo del chavismo que avanza, desconoce alcaldes, expropia, intervine prensa, vocifera y desprecia a medio mundo que estúpidamente sonríe mientras le soplan el cuello y ocurre lo inevitable.

4 comentarios:

Uriel Herrera dijo...

En este circo del absurdo rebosante de personajes floridos maquillados de mediocridad, hipocresía y harta estupidez, pareciera ser que se barajara un nuevo paradigma: El de la "democracia del absurdo"... Felicitaciones Pedro por tu artículo, fue muy ameno leerlo :-) pero asimismo invita profundamente a la reflexión, saludos.

Anónimo dijo...

EStimado Pedro Trujillo:

Ud toca puntos de gran reelevancia en la situación politica de Honduras.
Validar las futuras elecciones es el punto medular de todo este proceso. Si Zelaya y Micheletti cometieron errores, esta es una manera logica, coherente y democratica de solucionarla.
Honduras en un pais hermano, con historia, tradiciones, necesidades, sueños similares a nosotros y no es justo que sufra mas.
Isabel.

Marcela L. dijo...

En estos días Hugo Chavez, que se jacta de ser un demócrata a carta cabal y que "gana" todas las elecciones; estuvo visitando varios países con los que mantiene relaciones comerciales y a los que ninguna COMUNIDAD INTERNACIONAL castiga en modo alguno. El caso paradigmático es el de Libia donde gobierna Muammar Khadaffi desde hace 40 años sin haber sido elegido jamás por la vía electoral. Se realizaron festejos en la capital de Libia por el aniversario del déspota en el poder y Chavez concurrió muy contento a esos eventos. Es evidente que la hipocresía es la principal característica de esta comunidad internacional, que no vacila en castigar a un país pequeño y pobre como Honduras pero hace la vista gorda ante otros tiranos de M... enquistados en el poder por décadas. Hay un detalle importante: Honduras no tiene PETRÓLEO ¿será por eso que castigan tanto a ese pobre país y a su gente?
Saludos cordiales desde Argentina

José Joaquín Rojas Diéguez dijo...

Estimado señor Trujillo, el punto del desconocimiento del futuro gobierno de Honduras por parte de la comunidad internacional, me trae a la mente una frase de Albert Einstein "Hay dos cosas que son infinitas: el universo y la estupidez humana, de la primera no estoy muy seguro". Aunque, no comparto plenamente, lo expresado por Einsten, ya que existe una tercera, Dios, lo expresado por uno de los más brillantez físicos de la historia, cae como anillo al dedo, ante la inverosímil reacción internacional en contra de Honduras.
La comunidad internacional se autoproclama como garante de la democracia, pero, dónde están las sanciones para Venezuela, Ecuador o Nicaragua donde las voces de la oposición son aquelladas siguiendo las directrices de Fidel.

José Joaquín Rojas Diéguez
http://lacrisisdelasociedadoccidental.blogspot.com