Entradas populares

lunes, 20 de diciembre de 2010

Abrasiva

Así la describe, entre otros epítetos, uno de los informes publicado por Wikileaks y elaborado por personeros de la embajada USA con “ayuda” de cierto diputado oficialista. La incluyen de facto como miembro del gobierno y la destacan como la más activa y trabajadora de quienes sí lo integran, evidenciando que el resto son sumisos, están sometidos a su voluntad y ella determina quien se queda o se marcha. Recalcan su carácter mandón, dominante, malhumorado y regañón, su participación en Consejos de Ministros y su influencia en la promoción o remoción de miembros del gabinete, como pasó con Quintanilla. La sitúan en la izquierda más radical junto con conocidos y antiguos miembros de la guerrilla asociados al asesinato de un embajador norteamericano durante le época del conflicto y concluyen que quiere darle un giro importante a la UNE y (re) tomar el poder en el próximo proceso electoral. La falta de transparencia es la cualidad más destacada de su programa de Cohesión Social.
El Presidente, al ser cuestionado, se cuidó mucho de hacer alguna evaluación negativa, posiblemente porque sabe que también puede ser regañado o apartado, tal como hizo con otros a quienes le faltaron pantalones para plantarse ante la irritante señora que se cree, porque la han dejado hacer, todopoderosa, aunque nunca fue candidata, elegida ni participó en proceso electoral alguno. Los gringos, como siempre, dan en el clavo de lo que muchos vienen diciendo desde hace tiempo: ¡quien manda en este país es la esposa del presidente!
Ese es el panorama que pretenden ocultar y que viene enlodando la política desde la llegada de la UNE. El mando irascible en la sombra ejercido por esa izquierda que nunca ganó elección alguna, no tuvo representación ni siquiera mínima y que, sin embargo, quiere mandar, cuando no quedarse con el país, algo que con preocupación y análisis también presenta el informe. Siguen golpeando con la idea de que todo eso no es verdad, que la señora no correrá, además de otras cantinfladas similares que pretenden desviar la atención de lo que lleva siendo evidente desde el inicio. Esta administración se ha caracterizado por el mangoneo, la falta de transparencia, el control por otros desde la sombra y el objetivo último de perpetuarse en el poder de algunos. El ex embajador cubano es citado como colaborador de este proceso, pero los gringos pasaron por alto, porque en aquel entonces todavía ejercía, que también el ex embajador chileno ha estado visitando el país y está subido a ese carro populista de la manipulación política. Tanto reconocimiento y tanta afectividad con los que mandan ahora es reconocida con consultorías millonarias a los ex diplomáticos. De Cuba no me extraña, pero Chile debe ser mucho más serio que eso y llamar al orden a sus mercenarios activistas, especialmente cuando han ejercido cargos de representación estatal. Son, a fin de cuentas, demócratas de pacotilla que sólo utilizan la palabrita para el discurso pero se pasan por el forro del pantalón cualquier principio que la sustente, con el propósito de ejercer el poder absoluto.
Seguiremos leyendo cables, aunque el presidente los ignore o se avergüence al no poder aclararlos y tener que asumirlos. A ver si el próximo nos revela quien volvió de más en el helicóptero norteamericano que viajó una vez a Puerto Barrios y en el que iba el vicepresidente con personeros de dicha embajada, a lo mejor se entienden ciertas actitudes de silencio y manipulación ¡Al tanto con Wikileaks!

3 comentarios:

Proferafa dijo...

Feliz Navidad don Pedro, espero la haya pasado sin novedad al lado de los suyos y disfrutado, muy al estilo español, de algunos jamoncillos de esos que al probarlos se hace agua la boca y se derrite el corazón.
El título de su columna de este lunes —hasta hoy pude leerla y comentarla— nos viene my bien a los guatemaltecos. Lo que está sucediendo es abrasivo para la honra, el honor y la vergüenza de cualquier chapín que tenga dos dedos de corazón. Porque no hace falta tener dos dedos de frente para darse cuenta del terrible daño que esta "familia", los Colom-Torres, le están haciendo daño al país.
Por aquí tenemos el dicho, que ya no se repite en público por razones de maquillaje social, "no es culpa del indio, sino de quien lo hizo compadre". Y todos nosotros, los guatemaltecos "buenos" les dimos a nuestro crío, la recién nacida democracia, para que este tipo de políticos, desde Cerezo a la fecha, lo presentaran a las aguas bautismales de la democracia.
Lo peor de todo es que estamos resultando como aquel sultán de Granada, sí no me equivoco, que "lloró como mujer lo que no pudo defender como hombre". Y nuestros ancestrales complejos reviven hoy en día. El miedo o terror,el servilismo y el conformismo frente a la teocracia prehispánica —asunto que nuestros queridos compatriotas mayas no han querido encarar—; luego a la conquista —y no me vengan con el cuento del adelanto tecnológico de los castellanos, pues los vietnamitas y los afganos durante siglos le han pateado el trasero a cuanta potencia europea los haya querido colonizar—.
Y podríamos mencionar cada una de nuestras etapas históricas. ¿Independencia? Mientras los patriotas sudamericanos cruzaban los andes en una epopeya que la vimos de lejos, nuestros "patriotas" chapines, se rascaban los huevos indolentemente y le pedían, muy al estilo de lo que hicimos al votar por la UNE, que un funcionario extranjero —Gabino Gainza— fuese nuestro primer gobernante democráticamente "electo".
Así podemos seguir con cada una de las etapas históricas. Y en cada una aparece nuestro complejo de mediocridad y conformismo. El gobierno conservador, el liberal. Las dictaduras de Estrada y Ubico. Nuetra primavera democrática, coaptada por los izquierditas quienes se defecaron en ella... hasta llegar al presente.
Me da mucha lástima que la dicotomía cremas/rojos (en orden alfabético para no crear más conflictos)sigue marcando nuestra conducta nacional donde se defiende lo indefendible. Tristemente incluídos algunos jóvenes y brillantes periodistas, con los cuales usted ha compartido cámaras de TV que defienden a ultranza los colores de su equipo favorito auqnue no puedan meter ni un gol. Al grado de olvidarse que líderes izquierdistas que fueron ampliamente derrotados en el campo militar no por las virtudes estratégicas de sus oponentes, sí no muchas veces por su propia inifeciencia e incapacidad, hoy están queriendo "hacer gobierno" con la mancuerna C/T manteniéndolos entretenidos en lo único que pueden hacer, echándole a los tragos, produciendo programitas de radio donde nadie cree las charadas que dicen y alimentándole el ego a la señora, asegurándole que es la reencarnación viva de Eva Perón, llegando algunos al extremo de afirmarle que hasta se parecen.
En Guatemala todavía todos nos conocemos especialmente los que crecimos en las décadas del 60 para atrás y si usted pudiera analizar a los mandos medios del gobierno se daría cuenta que la mayoría ha venido trabajando desde los tiempos de Romeo Lucas, pasando por cada una de las administraciones hasta llegar a esta administración color verde vómito. Para muestra un botón, hay una funcionaria en el MSPAS que se inició siendo colaboradora my cercana de Pedro Arredondo y ha seguido trabajando con los gobiernos de turno. A la fecha ningún "izquierdista" le ha señalado su pasado. Pero sí la señora hubiese sido aunque fuera subteniente, pues ya la hubieran quemado viva.
Perdone sí me exedí en este comentario pero su columna bien lo vale.

Rafael Sáenz dijo...

Feliz Navidad don Pedro, espero la haya pasado sin novedad al lado de los suyos y disfrutado, muy al estilo español, de algunos jamoncillos de esos que al probarlos se hace agua la boca y se derrite el corazón.
El título de su columna de este lunes —hasta hoy pude leerla y comentarla— nos viene my bien a los guatemaltecos. Lo que está sucediendo es abrasivo para la honra, el honor y la vergüenza de cualquier chapín que tenga dos dedos de corazón. Porque no hace falta tener dos dedos de frente para darse cuenta del terrible daño que esta "familia", los Colom-Torres, le están haciendo daño al país.
Por aquí tenemos el dicho, que ya no se repite en público por razones de maquillaje social, "no es culpa del indio, sino de quien lo hizo compadre". Y todos nosotros, los guatemaltecos "buenos" les dimos a nuestro crío, la recién nacida democracia, para que este tipo de políticos, desde Cerezo a la fecha, lo presentaran a las aguas bautismales de la democracia.
Lo peor de todo es que estamos resultando como aquel sultán de Granada, sí no me equivoco, que "lloró como mujer lo que no pudo defender como hombre". Y nuestros ancestrales complejos reviven hoy en día. El miedo o terror, el servilismo y el conformismo frente a la teocracia prehispánica —asunto que nuestros queridos compatriotas mayas no han querido encarar—; luego a la conquista —y no me vengan con el cuento del adelanto tecnológico de los castellanos, pues los vietnamitas y los afganos durante siglos le han pateado el trasero a cuanta potencia europea los haya querido colonizar—.
Y podríamos mencionar cada una de nuestras etapas históricas. ¿Independencia? Mientras los patriotas sudamericanos cruzaban los andes en una epopeya que la vimos de lejos, nuestros "patriotas" chapines, se rascaban los huevos indolentemente y le pedían, muy al estilo de lo que hicimos al votar por la UNE, que un funcionario extranjero —Gabino Gainza— fuese nuestro primer gobernante democráticamente "electo".
Así podemos seguir con cada una de las etapas históricas. Y en cada una aparece nuestro complejo de mediocridad y conformismo. El gobierno conservador, el liberal. Las dictaduras de Estrada y Ubico. Nuestra primavera democrática, coaptada por los izquierdistas quienes se defecaron en ella... hasta llegar al presente.
Me da mucha lástima que la dicotomía cremas/rojos (en orden alfabético para no crear más conflictos) sigue marcando nuestra conducta nacional donde se defiende lo indefendible. Tristemente incluidos algunos jóvenes y brillantes periodistas, con los cuales usted ha compartido cámaras de TV que defienden a ultranza los colores de su equipo favorito aunque no puedan meter ni un gol. Al grado de olvidarse que líderes izquierdistas que fueron ampliamente derrotados en el campo militar no por las virtudes estratégicas de sus oponentes, sí no muchas veces por su propia ineficiencia e incapacidad, hoy están queriendo "hacer gobierno" con la mancuerna C/T manteniéndolos entretenidos en lo único que pueden hacer, echándole a los tragos, produciendo programitas de radio donde nadie cree las charadas que dicen y alimentándole el ego a la señora, asegurándole que es la reencarnación viva de Eva Perón, llegando algunos al extremo de afirmarle que hasta se parecen.
En Guatemala todavía todos nos conocemos especialmente los que crecimos en las décadas del 60 para atrás y si usted pudiera analizar a los mandos medios del gobierno se daría cuenta que la mayoría ha venido trabajando desde los tiempos de Romeo Lucas, pasando por cada una de las administraciones hasta llegar a esta administración color verde vómito. Para muestra un botón, hay una funcionaria en el MSPAS que se inició siendo colaboradora my cercana de Pedro Arredondo y ha seguido trabajando con los gobiernos de turno. A la fecha ningún "izquierdista" le ha señalado su pasado. Pero sí la señora hubiese sido aunque fuera subteniente, pues ya la hubieran quemado viva.
Perdone sí me excedí en este comentario pero su columna bien lo vale.

Proferafa dijo...

Feliz Navidad don Pedro, espero la haya pasado sin novedad al lado de los suyos y disfrutado, muy al estilo español, de algunos jamoncillos de esos que al probarlos se hace agua la boca y se derrite el corazón.
El título de su columna de este lunes —hasta hoy pude leerla y comentarla— nos viene my bien a los guatemaltecos. Lo que está sucediendo es abrasivo para la honra, el honor y la vergüenza de cualquier chapín que tenga dos dedos de corazón. Porque no hace falta tener dos dedos de frente para darse cuenta del terrible daño que esta "familia", los Colom-Torres, le están haciendo daño al país.
Por aquí tenemos el dicho, que ya no se repite en público por razones de maquillaje social, "no es culpa del indio, sino de quien lo hizo compadre". Y todos nosotros, los guatemaltecos "buenos" les dimos a nuestro crío, la recién nacida democracia, para que este tipo de políticos, desde Cerezo a la fecha, lo presentaran a las aguas bautismales de la democracia.
Lo peor de todo es que estamos resultando como aquel sultán de Granada, sí no me equivoco, que "lloró como mujer lo que no pudo defender como hombre". Y nuestros ancestrales complejos reviven hoy en día. El miedo o terror, el servilismo y el conformismo frente a la teocracia prehispánica —asunto que nuestros queridos compatriotas mayas no han querido encarar—; luego a la conquista —y no me vengan con el cuento del adelanto tecnológico de los castellanos, pues los vietnamitas y los afganos durante siglos le han pateado el trasero a cuanta potencia europea los haya querido colonizar—.
Y podríamos mencionar cada una de nuestras etapas históricas. ¿Independencia? Mientras los patriotas sudamericanos cruzaban los andes en una epopeya que la vimos de lejos, nuestros "patriotas" chapines, se rascaban los huevos indolentemente y le pedían, muy al estilo de lo que hicimos al votar por la UNE, que un funcionario extranjero —Gabino Gainza— fuese nuestro primer gobernante democráticamente "electo".
Así podemos seguir con cada una de las etapas históricas. Y en cada una aparece nuestro complejo de mediocridad y conformismo. El gobierno conservador, el liberal. Las dictaduras de Estrada y Ubico. Nuestra primavera democrática, coaptada por los izquierdistas quienes se defecaron en ella... hasta llegar al presente.
Me da mucha lástima que la dicotomía cremas/rojos (en orden alfabético para no crear más conflictos) sigue marcando nuestra conducta nacional donde se defiende lo indefendible. Tristemente incluidos algunos jóvenes y brillantes periodistas, con los cuales usted ha compartido cámaras de TV que defienden a ultranza los colores de su equipo favorito aunque no puedan meter ni un gol. Al grado de olvidarse que líderes izquierdistas que fueron ampliamente derrotados en el campo militar no por las virtudes estratégicas de sus oponentes, sí no muchas veces por su propia ineficiencia e incapacidad, hoy están queriendo "hacer gobierno" con la mancuerna C/T manteniéndolos entretenidos en lo único que pueden hacer, echándole a los tragos, produciendo programitas de radio donde nadie cree las charadas que dicen y alimentándole el ego a la señora, asegurándole que es la reencarnación viva de Eva Perón, llegando algunos al extremo de afirmarle que hasta se parecen.
En Guatemala todavía todos nos conocemos especialmente los que crecimos en las décadas del 60 para atrás y si usted pudiera analizar a los mandos medios del gobierno se daría cuenta que la mayoría ha venido trabajando desde los tiempos de Romeo Lucas, pasando por cada una de las administraciones hasta llegar a esta administración color verde vómito. Para muestra un botón, hay una funcionaria en el MSPAS que se inició siendo colaboradora my cercana de Pedro Arredondo y ha seguido trabajando con los gobiernos de turno. A la fecha ningún "izquierdista" le ha señalado su pasado. Pero sí la señora hubiese sido aunque fuera subteniente, pues ya la hubieran quemado viva.
Perdone sí me excedí en este comentario pero su columna bien lo vale.