Entradas populares

lunes, 6 de octubre de 2008

Policía

El modelo policial que tenemos en el país, producto de los Acuerdos de Paz, es un fracaso absoluto. Ni ha servido, ni sirve para casi nada, mucho menos para cumplir eficientemente su misión de proporcionar seguridad. Seguir insistiendo en mejorarlo, profesionalizarlo, modernizarlo o cualquier otro “arlo” (que no sea botarlo o cambiarlo), es una pérdida de tiempo y una agónica prolongación del mismo. Sin embargo, tanto si continúa ese modelo como si se busca implementar uno nuevo, hay un factor que no debe olvidarse: detrás de cada policía hay un ser humano, un individuo, una persona. Pareciera que parte del fracaso es precisamente haber desconocido esa realidad.
Si el policía tiene que patrullar por la noche, haga frio o calor, nadie le paga un café o un vaso de agua. Si quiere descansar después de salir de trabajar, lo más que encuentra es un dormitorio colectivo con algo parecido a un colchón, baños sin higiene, sin agua caliente, sin jabón, mucho menos papel higiénico o toallas. Eso sin entrar a considerar si funcionan los retretes o hay forma de lavarse y secarse las manos. No hay posibilidad de descansar por carencia de condiciones mínimas de comodidad. ¿Las sábanas?, un lujo fuera de todo alcance. Además, si sale de patrulla o está de retén o cualquier actividad que le lleve más tiempo que el normal de servicio, tampoco siempre se le abona la comida, aunque las circunstancias sean extraordinarias, por lo que debe de sacar de su sueldo aquello que necesita consumir. Por no entrar en cómo se pagan los uniformes o las balas que se pierden.
El destino lo determina el jefe, a su criterio y capricho. Hay que supeditarse a los gustos y exigencias de aquel, por muy extravagantes que parezcan. Policías que reciben un sobresueldo por estar, por ejemplo, asignados a ciertas embajadas, deben compartir ese plus con algunos jefes, de lo contrario, son sacados sin contemplaciones. O se cumple con el todopoderoso jefe o se es trasladado inmediatamente. Lo que se está haciendo es anular a la persona en beneficio del sometimiento al jefe y a la organización y olvidándose del ciudadano y de uno mismo. Al frente del sistema, distintos reyezuelos que hacen y deshacen a su antojo y generan como modelo de carrera la idea de llegar a poder mandar, para hacer exactamente lo mismo que hicieron con uno y recuperar las “inversiones”.
El ser humano es lo importante, el individuo es el que realmente genera creatividad y competencia. En países desarrollados, el policía patrulla en un vehículo solo y con una cámara de TV y cada cual asume su responsabilidad profesional. La persona sustituye a la patrulla, al colectivo. Hay que promover el desarrollo y el ejercicio de la responsabilidad individual y dejar la colectivización y el corporativismo de un lado, sobre todo cuando de eficacia se trata. Seguir con un modelo donde la persona no vale más que para obedecer, no cuenta con comodidades básicas, está sometido a sus jefes y alejado de su familia, vive en cuarteles de forma colectiva y muchas más cosas, es promover guetos y generar un modelo disfuncional que termina por producir externalidades negativas como las que muchos han sufrido. Ahí está el reto para los funcionarios honestos y para quienes de verdad aman su trabajo, que también los hay. ¿Qué parte de los tres mil millones que quiere de más el gobierno se destinarán para esto?. ¿Está el ser humano contemplado en las nuevas estrategias de “modernización” policial?.

8 comentarios:

andrea dijo...

Pedro,
Nuevamente un tópico interesante. Es cierto que el servidor público, que antes era elogiado, es ahora poco admirado, cuando no descalificado. Antes los niños decían que, cuando grandes, deseaban ser doctores, profesores, bomberos o...policías. Era un orgullo. Ahora, si el hijo dice querer ser policía, a los padres les "da un ataque"!
Como se ha dejado al olvido , como señalas, que trás un policía hay un ser humano, se ha dejado, asimismo, en el olvido que ese ser humano tiene necesidades, sueños y ambiciones. ?Cómo se espera que sean honorables, dignos, si no se les reconocer su labor? Es más, considero que parte de ese no reconocimiento se encuentra trás el pago que se recibe por el tranbajo: tal como lo pintas, nada por hacer mucho...incluido los repuestos de la patrulla, uniforme, etc. Falta que paguen para ir a trabajar...
Finalmente, considero también que hay policías dignos, que hacen su trabajo de forma eficiente, con compromiso. Serán los menos, pero permiten tener esperanza en el conjunto. Saludos, Andrea.

P.D. Envié un comentario anterior, que no salió del servidor. Viva la tecnología!

Pedro Trujillo dijo...

Gracias de nuevo Andrea,
Efectivamente la idea era poner de manifiesto que detras de cada uniforme hay una persona. Resulta que nos quejamos de ellos, con razón, pero no dejamos ver que para que un individuo este motivado requiere de unos considerandos previos que, fundamentalmente, son tener sus necesidades básicas cubiertas. No siempre es dinero, estoy de acuerdo. Quizas habria que destinarlos cerca de sus familias, para que cuando salgan de trabajar esten con sus hijos y sus esposas y no pensando que hacer o perdiendo el tiempo aqui o alla. Estimo, por extension, que somos una sociedad poco dada a pensar en el ser humano en los trabajos, las escuelas, las universidades, etc. Nos cuesta ver al otro con todo su potencial. Incluso en las relaciones personales o intersexos, tambien ver al otro con todo su valor, especialmente desde homobre a mujer cuesta.... enfin..., cosas de pseudocultura que hay que arreglar. Un saludo y gracias. Pedro
PD. La tecnologia.... que nos condiciona..., pero ahi llegará..

Luis Fernando Urbina Alvarez dijo...

Policías Honrados

El recien pasado fin de semana tuve un pequeño accidente automovilístico, afortunadamente ninguno de los tripulantes sufrío ningún tipo de lesiones, al conversar con el otro afectado me pidío que arreglaramos las cosas de manera razonable, petición que me parecío lo más justo, me dijo que evaluaramos los daños y que fueramos responsables por los mismos, gustosamente acepté su propuesta, para sorpresa mía mientras esperabamos pasó una patrulla de la PNC y los tripulantes saludaron con un bocinazo al conductor del otro vehículo accidentado, el miedo me invadío, creí que era el momento de despedirme de mis pertenencias y que sus palabras no habían sido más que un distractor, los minutos pasaron, en la conversación posterior a este acontecimiento se identifico como agente del DINC, luego de ello llegamos a un acuerdo muy justo, nunca existío la violencia, las ofensas o la esperada extorsión, me insto a ser más precavido y luego de arreglado el infortunio se marchó.

En ese momento pude ver a un hombre honesto, sin resentimiento ni malas intenciones hacia mi persona, otro guatemalteco más, preocupado por mantenerse a flote financieramente, me pidío disculpas por el tiempo perdido y me recordó que debía ser más prudente al conducir, policias como eso necesitamos, que sientan respeto por el ciudadano, que no busquen el lucro por su papel en la sociedad, creo que hay muchos oficiales que pueden ser de beneficio para la seguridad aún con todas las limitaciones que se afronta en la PNC.

Pedro Trujillo dijo...

Gracias Luis Fernando por su testimonio. Personalmente me ha parado la PNC en dos o tres ocasiones y SIEMPRE sin excepcion, han sido corteses, rapidos, amables y de ningun modo, como usted apunta, violentos o maleducados, mucho menos me han pedido dinero. Por tanto apoyo su comentario en relación con la honradez de muchos, de la mayoría, diria yo, de agentes de la PNC. Lamentablemente el ruido es, en ocasiones, más fuerte en una determinada dirección.
Gracias por sus comentarios y un saludo muy cordial. Pedro

Patty dijo...

Pedro
Coincido con Andrea, el artículo muy interesante porque acerca el lado humano de nuestros policías. A veces uno supone las condiciones de trabajo, pero al leer la descripción que haces se forma uno la idea más cercana. En uno de los comentarios añades que no siempre es tema de dinero si no algunos aspectos de calidad de vida, opino igual pero no quiero dejar de compartir que a veces "los malos" (mafias, maras, narcos...) les retribuyen monetariamente mejor. Sé por una persona vecina de El Gallito, que a los policías que rondan la zona "aquellos" les reconocen entre Q10,000 y Q15,000 mensuales, varias veces su salario... Comparemos la oferta y lo que institucionalmente se ofrece... todos somos humanos y es tentadora la propuesta.
Los valores, esos no son negociables, pero lastimosamente han pasado de moda en muchas familias a cualquier nivel socioeconómico.
Saludos cordiales como siempre.
Patty

Anónimo dijo...

Amigo le escribo porque en prensa libre escribe relacionado ala vida del policía y eso me gusto, porque siempre leo la prensa y solo hablan del policía lo peor, se que no todos son malos ni corruptos. A veces lo hacen los policía por mantenerse en la unidad los jefes exigen dinero. fui policía de muchos años de servicio le cuento que da tristeza que cuando quiere sacar un articulo, como mueble o televisor o enganchar una casita para nuestra familia y al decir que soy policía dicen NO porque nuestra institución o jefes no les importa hacer algo para el policía nacional civil porque todo jefe que llega ala policía les interesa el futuro de su bolsa y cuando un mando llega ala policía los mando medios llegan para hacer presente con ellos para que comisaria se van y reportar , usted fuera ala fronteras de cualquier lado da pena que los policía día y noche están mordiendo dejar pasar el contrabando porque los jefe de comisaria les exige y el jefe manda apara los mando de la dirección general y porque solo al policía o agente lo castigan si igual forma el oficial como el jefe de operaciones y jefe de comisaria tienen la misma responsabilidad para hacer castigado y no solo el agente, cuando un agente se va de baja no puede conseguir trabajo en la calle por haber sido policía que se puede esperar de esa gente que cuando hay familia que mantener y busca empleo no encuentra acusa de los jefes de decir que todos los que ceban son delincuentes y no todos son, yo en mi punto de vista lo que veo en la policía es que el policía en los serenasgo y estaciones viven cono los reo en la cárceles a beses mejor vive el preso yo aplauso lo de Larios director adjunto de la policía que consigna a los policía corruptos cuando era de la inspectoria lo que no comparto que nunca a los jefes y ellos son los principales de la corrección, solo le escribo esto porque me llamo la atención de lo que usted ve un ser humano en el policía,

Pedro Trujillo dijo...

Gracias Patty,
Lleva razón en lo que plantea. Si no hay preocupacion por el ser humano, de forma integral, cualquier tentación, economica en estos casos, suele ser mas atractiva y se dejan llevar. Esperemos que los nuevos planes aborden este tipo de cuestiones puramente sobre la persona. Deberian leer, los planificadores de la PNC el libro TEORIA DE LOS SENTIMIENTOS MORALES, de Adam Smith, creo que ahi podrian ver la razón de lo que ocurre.
Gracias y saludos. Pedro

Pedro Trujillo dijo...

Estimado amigo, muchas gracias por su testimonio que, como persona que ha estado ahi conoce mucho mejor que quienes observamos desde afuera.
Creo que la lectura de lo que usted escribe es suficientemente esclarecedora de lo que yo decia, asi que prefiero no decir nada mas y que se pueda leer directamente.
Saludos y muy agradecido. Pedro