Entradas populares

lunes, 16 de agosto de 2010

¡No nos dimos cuenta!

Lejos, como algunos piensan, de que el actual mundo está desideologizado, estamos en idéntica situación que durante la segunda mitad del pasado siglo. Es el mismo bailarín, pero con diferente vestuario. Así como el principio de conservación de la material: cambia, pero no se destruye ni desaparece.
Aquel aparente alegrón de burro de la revolución bolchevique y el triunfo de la revolución cubana, años después, se puede constatar que únicamente trajo (y trae), opresión, pobreza, autoritarismo, prisión y muertes, demasiadas muertes. Capricho, todas ellas, de un loco y sus amigos al frente del poder. Era imposible en el siglo XXI, en la era de la tecnología, seguir vendiendo aquel modelo criminal como una alternativa política. Sin embargo, la mutación ha sido posible y el sucedáneo chavista es lo mismo pero con una diferente forma de venta. No ha cambiado el color rojo o verde del uniforme, la denominación de comandante, los discursos ricos-pobres o proletariado-oligarquía ni las momias que los sostienen. Únicamente variaron las formas para que los más incrédulos dejen de ver el fondo totalitario y perciban un modelo ajustado a parámetros democráticos que puede resultar una alternativa. Se equivocaron entonces, y se equivocan mucho más ahora.
Antes eran violentos, rápidos y buscaban soluciones por la vía de la involución directa. Ahora son aparentemente pacíficos, más lentos y manipulan las vías que la democracia les permite. Combatían con fusil y cara tapada y ahora presentan cara amigable, inocentona y hasta sonríen simpáticamente. Cooptan las instituciones, manipulan los procesos, compran o imponen a jueces o diputados y terminan por hacerse con el poder. En Venezuela, Nicaragua y otros lugares se muestran, con el tiempo, tal cual son: totalitarios, absolutistas y dictadores de la peor calaña.
Aquí, en Guatemala, vivimos un proceso que tiende exactamente a eso. Gran parte de aquellos “combatientes” del conflicto que nunca pudieron alcanzar puestos de liderazgo político porque estuvieron escondidos o bien porque nadie los votó, ahora son asesores gubernamentales (algunos con antecedentes penales muy graves), ocupan puestos claves o desde la sombra, amañan y promueven interesadas estrategias. Manipulan, que es lo que han sabido hacer toda su vida. Nunca fueron, y ahora tampoco lo son, alternativas políticas dentro de la democracia. Tienen, como en los ejemplos anteriores, ideas totalitarias. Vienen a quedarse, pero con todo el país y por tiempo indefinido. Es posible que como la URSS, setenta años después o Cuba, más de cincuenta más tarde, o como ahora Venezuela, nos demás cuenta del problema muy tarde. Esa sentencia de que quien no aprende de la historia está condenado a repetirla, es ahora más válida que nunca.
En aquellos países no se dieron cuenta de lo que se les venía. Una vez llegó la avalancha, perdieron sus propiedades, fueron cerradas empresas, se confiscó y expropió todo cuanto el dictadorzuelo consideró y los únicos que prosperaron fueron los que se encontraban en ese entorno podrido, miserable y corrupto del poder. La lección a aprender es que todos, sin excepción, terminan siendo devorados: empresarios, pobres, ricos, rurales, urbanos…, no importa. Nadie se libra porque pueda negociar o congraciarse con ellos, muchos menos los tibios, los acomodados o quienes los vean como buenos. Aunque aquellos no se dieran cuenta, nosotros no tenemos esa excusa. Está pasando. Ocurre todos los días. Luego no se diga que no hubo advertencia. ¿Qué piensa usted hacer? Una opción es seguir siendo víctima, otra no cerrar los ojos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es frustrante ver como la mayoria de guatemaltecos no se han dado cuenta del peligro que corremos. El totalitarismo lo tenemos a la vuelta de la esquina. Es necesario no seguirnos victimizando, y unirnos para sacar a Guatemala adelante, e involucrar a todos los buenos guatemaltecos para que no sigamos indiferentes. Gracias por su valentia, ejemplo y constante lucha. Necesitamos mas ciudadanos como Usted. Que Dios lo bendiga!

denise dijo...

yo estoy en total desacuerdo de la forma en como se esta expresando de la gloriosa tricentenaria universidad de san carlos de Guatemala, primero se nota que ni si quiera sabe que es lo que están peleando los jóvenes de EPA es la AUTONOMÍA universitaria, no es cualquier cosa, no son unos "huevones" o "pendejitos" como usted los esta llamando, si no es por ellos la universidad se hubiera vendido hace mucho tiempo, poco a poco le han quitado el derecho a la USAC de la educación superior lo que ha ocasionado que aparezcan el montón de universidades "privadas" que ofrecen carreras inventadas" y que dejan que los estudiantes compren el titulo, Yo estudio en la USAC voy en cuarto año y jamas en mi vida he perdido una clase, no soy una huevona, vaga o pendeja no estudio ahí porque no tengo dinero para pagar una privada, estudio ahí porque es la MEJOR del país, a mi si me afecta el hecho de que la cierren, pero aun así los apoyo, porque comprendo que es lo que están pidiendo, usted esta completamente equivocado, no son encapuchados los integrantes de EPA, no están alegando el plan de repitencia, lo único que piden es que se comprenda al estudiantado que trabaja para que se le aplique otro plan diferente,no están pidiendo nada fuera de lo normal, solo que nos regresen el derecho que siempre fue nuestro de votar, primero INFORMESE bien antes de opinar y criticar algo de lo que no sabe, usted no puede criticar a la USAC! diciendo que posee un nivel bajo de educación porque nunca ha estudiado ahí, se nota que no lo ha hecho, yo llevo como le dije 4 años en la carrera de medicina veterinaria y no tengo un nivel bajo de educación, a diferencia de usted que critica al movimiento EPA y se expresa con un pobre vocabulario, se expresa peor que el líder de EPA, al que acusa de pendejo,se nota su resentimiento social. Me da pena y lastima que la gente de Guatemala se deje llevar por lo que dicen los medios de comunicación, ni siquiera conocen bien la situación pero piensan que tienen el derecho de opinar y criticar, cuando solo conocen la punta del iceberg, y me da todavía mas pena que usted tenga la oportunidad de escribir un articulo y continué con el montón de criticas vacías y con mala actitud, y lo peor es que ha de haber un montón de ignorantes que comparten su punto de vista, que lastima en serio...