Entradas populares

lunes, 22 de septiembre de 2008

Pikabu

A estas alturas sigue dando que hablar la historieta-ficción sobre el descubrimiento de aparatos de espionaje en la Casa Presidencial y otros lugares frecuentados por el presidente y su esposa.
Por ahora, las explicaciones están, como suele ser habitual, incompletas, difusas o manipuladas. Me imagino a un Quintanilla, que por ocho años cuidó al presidente, guardando toda la información que tiene. Con quién hablaba don Álvaro y doña Sandra, con quienes se reunían a comer, quienes financiaron su campaña, en qué condiciones lo hicieron y un larguísimo etcétera. No sé si será por eso que el presidente no le retiró su confianza hasta que la fiscalía emitió la orden de busca y captura.
Ocho años es demasiado tiempo para conocer a cualquiera y, cómo no, sus debilidades. Por ahora tenemos un prófugo que sabe demasiado y es posible que hasta tenga pruebas.
¿Qué pasará?. Muchos escenarios se pueden dar. El primero es que don Charlie no aparezca más. Dios no lo quiera. El segundo es que esté pactando su silencio. Es decir, no le intervienen sus empresas, le dejan vivir más o menos tranquilo y él deberá callar de por vida so pena que le caiga el peso de la ley, u otro peso. El tercero y mucho menos probable es que se conozcan interioridades del presidente, el vicepresidente, su esposa y otros actores involucrados en todo este circo político. Charlie necesita más que nunca a sus ángeles, pero sobre todo al de la guarda. Dice el MP que para buscarlo ha movilizado a treinta fiscales. ¿Por qué no harán lo mismo cuando roban, asesinan o secuestran a alguien?. Para esos casos “vulgares” no hay disponibilidad de investigadores. ¡Justicia igual para todos!.
¿Quiénes fueron los que descubrieron los burdos aparatos de espionaje?. Algunos creerán que fue la CIA o el FBI. Pocos pensarán que pudieron ser hijos de la revolución bolivariana, lo que es normal que así sea ya que ellos no tiene nada que ver con todo esto, verdad?. ¿Será que Charlie ha hecho como en las películas y ya guardó en una caja de seguridad copia de todo el material comprometedor?. Al fin de cuentas tiene mucha información del mandatario y su entorno y puede crear una crisis. Vamos, que con un adecuado chantaje manipula al gobierno salvo, eso sí, que el gobierno no tenga nada que ocultar y todo esté claro, cosa posible sobre todo ahora que se crea el viceministerio de la transparencia, aunque seguimos sin saber si los aparatos funcionaban (no hay grabaciones), si hubo denuncia del presidente o el MP actuó de oficio, quién ha visto los “sofisticados aparatos” o si se ha hablado con los “técnicos” del hallazgo. Solo se conoce, como siempre, la “versión oficial” que dudo mucho sea la buena.
Desde que aquella película de las Estrellas de la Línea reflejara sin querer la situación política nacional y ganara un premio, la realidad ha superado a la ficción. Contamos con excelentes guiones de sofisticados robos de dinero al estilo Ocean Eleven, donde los ladrones son muchos, un Superagente 86 y una Agente 99, el primero luchando contra el KAOS y la segunda por el CONTROL, una serie E.R. donde el protagonista va como loco de un sitio para otro y nadie entiende el motivo ni el fin y un Guategate con implicaciones nada claras de actores habituales. Todo ficción, al más puro estilo de Huite, donde se podría poner un letrero como aquel de Hollywood, total comienzan por la misma letra.

6 comentarios:

andrea dijo...

Hola Pedro, interesantes escenarios los que propones. Y, una cosa parece ser certera: las películas se inspiran en la realidad. Para muestra, la filmografía de producción local, al puro estilo, como bien dices, Hollywood! Andrea.

jd.asturias dijo...

Lo que hoy nos dices Pedro es muy cierto. Somos un país de película. Tenemos mucho terreno para levantar escenarios. Tenemos mucha escritura para preparar diálogos, pero, sobre todo, tenemos muchos artistas para completar nuestra película. Lo cierto es que el terreno del escenario son las mismas calles donde día tras día gente es ultrajada, secuestrada, mujeres violadas, niños vendidos o abandonados y muchos, pero muchos desdichados asaltados. Los diálogos de esta película nominada a Oscares son todos esos cuentos que día a día aparecen hablando públicamente los que nos gobiernan, las mismas autoridades. Y, para cerrar con broche de oro, tenemos a los mejores actores. Tenemos al Colom, Álvaro Colom que hoy representa a la víctima. Su compañero, el agente Espada es su mano derecha. Las "chulas de la trama" son las Torres, que no dejan de hacer obras de pura caridad en el interior y reparten el dinero a todos los desamparados. [Claro, para ello sí hay, pero para seguridad y eduación no- pero qué lindas las hermanitas, verdad?] Y no puede faltar el villano, el malo, Charlie el Pingüino. Lo bueno de todo este rollo es que nuestros hijos seguramente se deleitaran en sus clases de la secundaria cuando sepan como se originó todo este embrollo y como termino todo este repollo. Hollywood no nos gana. Viva Guate. Vivan los prófugos que, como bien dices Pedro, para estos violadores de la justicia, la lealtad y la propiedad privada y el espacio personal del Presidente, para ellos sí hay agentes que les sigan la pista, lástima que los villanos son más rápidos.
Pero bueno, si todo esto no es una película, si el escenario que imaginé es incorrecto, si los diálogos son pura coincidencia y si los personajes no son los que nuestros actores representan para esta producción de "Los tiempos de la Solidaridad" [con Alvaro Colom y el Pingüino Quintanilla] entonces no cabrá duda que todo esto fue la obvia aparición pública de nuestro presidente y su gabinete jugando a los policías y ladrones, porque se nota que Alvarito no tuvo infancia.

Andrés Zepeda (el bobo de la caja) dijo...

Atendiendo el “Saludo” de este blog, aclaro que mi comentario no pretende debatir, ni mucho menos confrontar; se trata de una aclaración nada más, sobre algo que por otra parte se menciona sólo de pasadita en el texto de arriba.

Dicho lo anterior, aclaro, pues, que el documental Estrellas de La Línea ha ganado hasta el día de hoy quince premios internacionales. Aclaro también que, en su eterno pulso con el mundo de la ficción, la realidad no ha necesitado nunca de ningún documental para superar reiteradamente a aquélla: tales extravagancias se deben a que el ser humano es mucho más contradictorio (y mucho menos predecible y “racional”) de lo que quisiéramos reconocer.

Pedro Trujillo dijo...

Gracias Andrea...ya tenemos mas guiones para las peliculas...Veremos si finalmente aparece Charlie.... y nos cuenta algo... De momento parece que el montaje solo es conocido por cercanos e hijos de la revolucion bolivariana.... interesante. Saludos. Pedro

Pedro Trujillo dijo...

Gracias jd por los comentarios. Lamentablemente mas ficción que otra cosa. Es mas y en consonancia con lo que dice el siguiente lector..., mejor las peliculas, mas exitosas y elaboradas y sobre todo reales y humanas que la politica. Un saludo. Pedro

Pedro Trujillo dijo...

Gracias Andres.... mis mejores deseos y reconocimiento publico a una pelicula que no solo es premiada, sino que me gusto mucho. Realmente las predicciones del ser humano no son siempre "predecibles". Eso cuestiona a todos aquellos que creen que pueden imponer modelos o patrones de conducta o de politica. Saludos y gracias. Pedro