Entradas populares

lunes, 1 de septiembre de 2008

?Y la seguridad, qué?

La pasada campaña electoral giró fundamentalmente sobre el tema de la seguridad. Uno la ofrecía con “mano dura” y el otro, le contestaba que él la conseguiría “con inteligencia”. Como suele ocurrir con las promesas electoreras, a estas alturas del año ni la una, ni la otra.
Muchas administraciones han olvidado cual es su principal deber. La seguridad y la justica claman en el desierto, antes el autismo gubernamental. La policía es un desastre sin solución que de vez en cuando se le mete al carro o en su casa a extorsionarle o robarle. El sistema judicial sirve para casi todo, menos para propiciar justicia. No hay voluntad de arreglar prisiones y, a pesar de que ya van tres directores este año, el fondo de corruptela y desidia es el de costumbre ya que todos apuestan a un equilibrio inestable sin soluciones de largo plazo. Mejor no ser detenido si no quiere que cualquier deshonesto de la cadena de custodia le saque pisto a perpetuidad. El gasto de gobierno es cada vez más ineficiente. En los presupuestos de este año el sistema penitenciario tiene menos asignación que el pasado y el ejército y la policía apenas cuentan con recursos para cubrir gastos corrientes. Sin embargo, los magos del Congreso hacen desaparecer más de ochenta millones y otras dependencias del Estado devuelven, por falta de ejecución, más de cuatrocientos. En esas lamentables condiciones de gestión, se atiende una solicitud de ampliación de presupuesto y doña Sandra aprovecha y pide mil cien millones más para su programa de Cohesión Social, sin contar las ingentes cantidades que el sistema goebbeliano de la UNE dilapida en propaganda inútil, sectaria y absurda, pero cara, muy cara.
Se pueden contar más muertes violentas en un día que en muchos países europeos en un año. La mayoría de los casos que se denuncian en el MP quedan impunes y ese ridículo porcentaje que dicen llega a los juzgados termina por diluirse en dimes y diretes de amparos y otras artimañas judiciales. Nos quejamos, pero aquí nada ha cambiado, salvo la versión del presidente que al inicio decía que habría resultados en los primeros meses y ahora pide paciencia. Señor, los más de 3500 muertos violentos que llevamos en lo que va de año (chóferes de bus incluidos), le prometen paciencia eterna, pero los vivos le reclamamos resultados más inmediatos o el reconocimiento de su desinterés o ineficacia.
El modelo de la PNC no es el adecuado. Hay que decir claramente que es producto de lo estipulado en los Acuerdos de Paz y que muchos oenegistas y otros expertos han estado asesorando, por años, a los distintos gobiernos para conformar esa organización, si bien ahora se esconden entre ridículas elucubraciones y no afrontan la responsabilidad que tienen en el fracaso. Los éxitos en la captura de Manolito y de alguna banda de secuestradores, son pétalos de una flor marchita y excepciones que no hacen la regla.
Vivimos en un absoluto desamparo y no se percibe solución a corto plazo porque no hay ni voluntad ni bemoles ni cojones, para arreglar el problema. Prometieron seguridad, se les eligió para ello y, sin embargo, se dedican a otras cosas políticamente más productivas. ¿Para qué le vale a la viejita su estufa con tambo incluido si luego no puede comprar el gas o la asesina el marero de turno?. La foto, sin embargo, presenta a la pareja presidencial bien sonrientes. ¿De qué?, me pregunto.
Mi confianza en el ministro de gobernación.

8 comentarios:

Guillermo Peraza dijo...

Hola don Pedro,
El tema que toca es interesante, sobre todo porque toca esa parte de la seguridad que no tenemos. ¿Pero sabe que? ¿Ya se dio cuenta que la mayoria de funcionaros corruptos que han robado millones se estan entregando... Je je je ¡Es que se dieron cuenta que es mejor pasar dos años presos y despues disfrutar de lo robado que andar huyendo! O sea que el sistema de Justicia esta mas podrido que una gusanera je je je ¡Funciona! Echele una mirada a Barrientos, Sandoval, Abadio, Manolito, Wooler, Sindicalistas mañosos y demas lacras y se va dar cuenta que el crimen blanco en Guatemala ¡Si paga! Jodidos estamos Pero a menos que armemos una revolucion en regla el pais va en picada y ya nada lo detiene.

Esteban dijo...

Estimado Trujillo, felicitaciones por su columna, a continuaciòn me permito compartir mis reflexiones sobre Guatemala y la violencia.


Es obvio que hay gente valiente escribiendo y manifestando su pensamiento en un paìs que probablemente sea de los màs violentos y sanguinarios del mundo; por cierto el màs violento de Amèrica Latina a juzgar por la realidad cotidiana.

A riesgo de parecer un atrevido extranjero que opina sobre Guatemala me permito compartir con usted mi impresiòn, soy argentino, resido en Guatemala desde hace muy poco tiempo (2 años), trabajo para una empresa Argentina que da trabajo a 600 personas en toda Centroamèrica, de los cuales 300 puestos son ocupados por Guatemaltecos.

He observado con preocupaciòn, dirìa mucha preocupaciòn, los hechos de violencia que estàn ocurriendo en Guatemala, y lo que màs me preocupa es que no visualizo a Guatemala ni a los Guatemaltecos en condiciones para revertir esta situaciòn, ni siquiera veo que haya planes para cambiar esta realidad en la medida que la impunidad, la delincuencia, el narcotràfico, y los guatemaltecos exitosos empresarios o integrantes de las pocas familias ricas, ese grupo de familias (bien establecidas en Guatemala y motor de la exclusiòn social) que parecen ser quienes mandan en este paìs en donde no se cumplen las leyes, en donde los polìticos se enriquecen en poco tiempo, en donde nadie investiga nada o nunca llegan a profundizar en las investigaciones.

Explìqueme usted: ¿Còmo es posible que en un paìs rico (al menos con excelentes recursos naturales) pero con una poblaciòn muy pobre haya mas aeronaves privadas per càpita que en Mèxico o Brasil?¿Serà que està mal distribuida la riqueza? ¿Serà que està muy concentrada?¿Serà, como publicò un economista estadounidense en el New York Times, que a ese grupo riquìsimo de guatemaltecos no les interesa cambiar la injusticia social? y por ese motivo la educaciòn primaria, secundaria y terciaria es deficiente, los que pueden envìan a sus hijos a estudiar en EEUU creando aùn màs diferencias sociales, nada se investiga, la evasiòn tributaria es bien grande, impera la impunidad..y quienes gobiernan parecen ser verdaderos incompetentes al servicio de la clase social màs pudiente.

Algo que he observado es que en Guatemala, la forma es màs importante que el contenido, eso lo veo en los colegios (creo que el sistema educativo de Guatemala esta perimido, es anacrònico, es un estilo de enseñanza que està superado desde hace màs de 30 años); los medios de prensa le dedican màs espacio y tiempo a los comerciales que a las noticias (Prensa Libre es un ejemplo de esto, a veces hay mas espacio dedicado a propaganda que a noticias), la radio igual, hace una semana aproximadamente estuve escuchando 20 minutos de comerciales en 89.7 Emisoras Unidas en el informativo de la mañana, a veces siento que no tienen criterio para informar, es una opiniòn personal, pero vuelvo al principio, siento que todo lo que se informa pasa por la superficie y no se llega al hueso, es una sensaciòn que surge luego de haber vivido en Estados Unidos, en Alemania y en mi propio paìs.

Què horrible me resulta escuchar y leer la estadìstica que afirma que desde que se firmaron los acuerdos de paz en 1996 y hasta hoy dìa, hay mas muertos que los que provocò la guerra que durò 30 años, entonces con mi mentalidad empresarial pienso \"los acuerdos de paz fueron un fracaso, de què paz me hablan? si se matò mas gente durante 12 años que durante los 30 que se extendiò la guerra\".

Varias veces al dìa me pregunto ¿y si cierro la empresa y la traslado a otro paìs de la regiòn? (Panamà, Dominicana......Nicaragua, Cuba), estos paìses son mucho màs seguros que Guatemala, y a la hora de invertir, para un empresario es bien importante la seguridad, ya sea fìsica como la que compete al àmbito legal, la transparencia tambièn es muy importante, y convengamos que Guatemala no luce muy bien en ese indicador (el de transparencia); sin embargo no me quiero ir de Guatemala, ni dejar un tendal de excelentes empleados en el desempleo, empleados que merecen un paìs mejor para vivir.

Guatemala es un paìs que me encanta, no quiero irme, y voy a pelear para quedarme mi familia y yo en Guatemala, pero francamente me asustan:

1. La Inoperancia, e ineficiencia Policial
2. La Inoperancia del Ministerio Pùblico
3. La Inoperancia (inexistencia) de la Justicia
4. La extrema exclusiòn social, la peor que visto en mi vida, en la medida que la distribuciòn de la riqueza sea tan mal administrada como en Guatemala, dudo que el estado sea exitoso en controlar la ola de violencia
5. El pèsimo manejo de fondos pùblicos
6. El enorme poder que tienen las pocas familias ricas
7. La impunidad
8. La corrupciòn
9. La violencia extrema
10. Los guatemalteco armados, es de locos lo que veo en las calles
11. Los secuestros y las muertes en manos de secuestradores
12. y creo que puedo mencionar 40 otras cosas que me provocan terror al vivir en Guatemala.
Ante esta situaciòn y con todo respeto, le pregunto, ¿usted cree que Guatemala si no modifica los vicios mencionados anteriormente puede ser un destino turìstico seguro?, es evidente que yo creo que no, los turistas quieren paz y seguridad al transitar en un calle, en una ciudad, en el campo, en las rutas y lagos; y esa seguridad que es tangible, este hermoso paìs no la està ofreciendo.

Los paìses que son seguros (como los paìses europeos, EEUU, Chile, Argentina, Cuba, Nicaragua, Dominicana, Panamà, algunas zonas de Brasil, Uruguay, etc) son seguros para TODOS no solo para los turistas, con esto le quiero decir que si un paìs no ofrece seguridad para sus ciudadanos tampoco la tendràn los turistas, pero esa es mi opiniòn.


Le envìo un saludo y la felicito por su columna
Esteban Martìnez

Pedro Trujillo dijo...

Gracias Esteban, no le haga un comentario extenso, porque usted ha tocado muy claramente todos los temas que entornan el problema de la seguridad/inseguridad.
Efectivamente pareciera incomprensible algunas de las cosas que se ven. Como no hay preocupación por la temática, la razón por la que el Estado no le entra de una vez al problema y un largo etcetera solo justificable por intereses muy fuertes, algunos de los cuales usted apunta.
Gracias por su inestimable colaboración que agrego al blog de forma que pueda ser compartida por otros lectores.
Siempre a su disposición y agradecido por los comentarios y elogios. Un saludo. Pedro

Pedro Trujillo dijo...

Gracias Guillermo, pone el dedo en la llaga. La verdad es que si hay un sitio por donde empezar, sería por el sistema penitenciario. Debe quedar claro que quien la hace la paga al precio que legalmente corresponda y no esa ida y venida de las carceles que luego termina siendo favorable al reo y perjudicial a los intereses de aquellos a quienes ofendio. Tiene toda la razón... Un saludo. Pedro

Pedro Trujillo dijo...

efranco ha dejado un nuevo comentario

Lic. Trujillo
Muy buenos dìas. Regularmente leo sus columnas, las cuales considero de mi particular aceptaciòn. He compartido muchos de sus puntos de vista, sin embargo el la columna del dìa de hoy: Y la seguridad, què, no estoy de acuerdo en un comentario: " las promesas electoreras, a estas alturas del año de la una ni la otra". No soy partidario de ninguno de los dos, pero considero que a una de las partes es justo darle el beneficio de la duda puesto no ha tenido la oportunidad de ponerla en pràctica.
Quizà tampoco de resultado debido al clima de inseguridad que se vive en la regiòn.
Lo invito a continuar con sus atinados comentarios, que hacen de la lectura de su columna algo muy intesante.
Felicitaciones y hasta la pròxima.

Pedro Trujillo dijo...

Gracias. Lleva usted razón en lo que comenta, sin embargo yo hubiese esperado de un jefe de oposición sentarse o pedir a voces que se sentara el gobierno para buscar juntos una solución. La oposicion ha dado la callada por respuesta y no ha ofrecido ni incidido en la necesidad de generar espacios y propuestas para acabar con la lacra. Es por ello, que reconociendo lo que usted dice de que no se ha podido poner en marcha la mano dura, hubiese esperado del PP una reacción mas contundente y propositiva.
Un saludo muy cordial y gracias por participar en este coloquio. Pedro

Juan Carlos dijo...

Esteban,
Tiene una percepcion muy clara de nuestra problematica como pais, y me llama poderosamente la atencion como ud. percibe que de la desigualdad e injusta distribucion de la riqueza en Guatemala se derivan muchas de nuestras crisis.
Sin embargo creo que se equivoca al compartirlos con Pedro Trujillo, el es un neoliberal que saldra con la cantaleta conocida y apreciada por la clase pudiente del pais. Lastima Pedro, que ahora se pronuncie ud. con tanta vehemencia cuando en tiempo de su presidente Berger, hizo mutis con el escandalo de los narco diputados de El Salvador y sus nexos con los funcionarios de turno: Vielman, Sperinsen, Figueroa, Berger Jr, Ortiz Altenbach, etc. Eso si fue gran clavo, ya que fue el destape de la podredumbre de la clase gobernante, y que paso con eso? pues parte sin novedad, con la consiguiente complicidad de periodistas como ud. Pedro, que no se animaron a condenar y repudiar estos hechos.

Pedro Trujillo dijo...

Estimado Juan Carlos. Le sugiero la lectura detenida el Informe de Desarrollo Humano, en concreto de 2007/2008. Si lo estudia con detenimiento podra vez que los paises mas desiguales no necesariamente tienen graves problemas. Los mas desiguales son Brasil Chile, Panama Colombia, Bolivia y Paraguay y, como ya se habra dado cuenta, no tienen ni la mitad de problemas que el nuestro, sobfre todo en el tema de la violencia. ?Acaso Chile, con mayor indice de desigualdad en 2006 y casi igual en 2007, tiene nuestro indice de violencia o de crisis?. O Bolivia con la criminalidad o Paraguay... etc. Pero si lo desea puede mudarse a paises como Burundi, Etiopia o Guinea, donde la igualdad en la distribucíon de la riqueza es menor. ?Cree usted que alla viviría mejor que aqui?. Como ve no se trata de seguir utilizando el mismo discurso vacío de siempre sino analizarlo con datos, y usted, no lo hace. Al respecto un libro: EN DEFENSA DEL CAPITALISMO GLOBAL de Johan Norberg o un video en you tube: http://video.google.es/videoplay?docid=4455150481097997498
No es cierto que yo sea neoliberal, yo soy liberal y hay matices que no le voy explicar ahora, especialmente cuando usted ya ha decidido encasillarme en ese renglon. Me abstengo de definirlo o encasillarlo a usted, cuestión de pequeños detalles que hacen la diferencia.
En el tiempo de Berger, por cierto mas presidente suyo que mio, yo no escribia en prensa, por tanto no pude expresarme en ningun termino. No tenia, sencillamente, la posibilidad de hacerlo. Si le sirve de algo condeno y condené lo que ocurrió y me parece todo una pulso a un estado de legalidad que supuestamente teniamos. Me pareció y me parece muy mal, aunque no tengo pruebas de que los diputados fuesen narcos, como usted indica. ?Por que no lo denuncia al MP y asi es consecuente con esa colaboración y denuncia publica que pide que yo haga o se queja de que yo no hice?. Si usted tiene datos, hagalo o de lo contrario es sujeto de las mismas criticas que me hace, con el agravante de que usted acusa y yo ni pude hacerlo.
Creo, estimado, que le pudo el higado mas que la cabeza en esta ocasión y el discurso facil lo puso por encima de los datos preciso. Con respecto a la podredumbre de la clase gobernante, de acuerdo con usted, sin excepciones de gobiernos.
Un saludo. Pedro