Entradas populares

lunes, 5 de enero de 2009

El embajador

Con la periodicidad acostumbrada, el embajador de Cuba en Guatemala hizo unas declaraciones sobre la revolución cubana y “sus logros”, algo que también resaltaron pocos columnistas a quienes les cautiva el sistema, aunque no viven allí, vaya a ser que las cosas no sean como las pintan.
La primera crueldad del diplomático es la respuesta a la pregunta sobre el salario medio de un campesino. Se despacha con un: ¡Son ricos, millonarios!, algo que solo puede afirmarse estando bien arrebujado con Baco o con sadismo salvaje, ya que humilla a miles de sus compatriotas a quienes otros burócratas matan literalmente de hambre. Podría haber declarado que no les va mal o que ganan lo suficiente, pero no, solo el desprecio por el ser humano le sustenta la grosería de hacer tal aseveración. Más adelante, aclara que los campesinos son los dueños de la tierra y claro, como ese es el Estado, pudiera llevar razón, porque quienes lo administran sí que son ricos, los pobres son los que eufemísticamente denomina “obreros agrícolas”. Seguro el embajador tiene un humor negro y acido que muchos nos terminamos de apreciar o es circunstancial, por la bulla de las fiestas.
Otro tema que apunta, también recurrente por los amantes de la revolución, es el educativo. Conviene dejar claro que las democracias occidentales cuentan con un índice de alfabetización cercano al cien y, además, con un plus: es libremente elegida, dispone de una amplia y variada oferta y los estudios son reconocidos y valorados en el mundo, cosas de las que adolece la castrista. Recordemos, para escarnio de don Omar, que no se convalidó el título de quienes se graduaron allá como médicos, algo común por el mundo con el resto de profesionales cubanos.
Continúa afirmando, en su profundización sobre las bondades del régimen, que en Cuba no hay clases y, ahí, debo darle la razón. Sus amigos revolucionarios hicieron a todos iguales: pobres, esclavos, sin propiedades, sin libertad de movimiento, ni de opinión, ni de nada. Ellos, los burócratas, no están en ese grupo de condenados. Prefieren dirigir, planificar y organizar al resto. A fin de cuentas solo hay una clase desposeída, gobernada a la fuerza por una banda que se cree mucho más lista y decide antojadizamente sobre los demás y sus vidas. Eso se llama despotismo o dictadura, aquí y en el resto del mundo.
Al embajador y a los apologistas, se les “olvidó” hablar de la represión, de las prisiones, de la escasez, de la falta de acceso a la propiedad, de la imposibilidad de contar con mínimas comodidades, de la falta de libertad y de los muertos, esos que se ahogan huyendo del “paraíso cubano” o los que el régimen y sus informantes asesinan porque se atreven a opinar, escribir o sencillamente discrepar. ¿Qué sería de ustedes, aduladores, si vivieran allá el día que quisieran expresarse de forma diferente?.
Don Omar, una vez caiga el régimen, ¡que caerá!, me gustaría verlo dando esas declaraciones en la Bodeguita del Medio. Es posible que sus paisanos entusiasmados, esos ricos y felices campesinos que usted señala, lo lanzaran por el malecón o igual, como han tenido humor y bemoles para enfrentar al dictador y a sus secuaces, todavía le ofrezcan un mojito y le bailen una salsa: ¡asuca!. Para ello es preciso saber si usted estará allí o hará como muchos altos funcionarios de los países comunistas de Europa del Este cuando estrepitosamente se desplomó la URSS. Como ve, don, no soy diplomáticamente correcto, pero la verdad, abruma. No más engaños.

6 comentarios:

Abraham Barrios dijo...

Todo en la vida, Sr. Trujillo, tiene una explicación lógica, aún cuando no seamos capaces de entenderlo. En el caso particular de Cuba, los artículos en la Prensa latinoamericana son más conspicuos por su falta de lógica que por su falta de balance (con todo y que los periodistas están en la obligación de hacer un esfuerzo para balancear las cosas).
En sociedades subdesarrolladas como la nuestra, la falta de balance es socialmente aceptable y nada nuevo. La politización es el defecto de nacimiento de los medios latinoamericanos. Sin embargo, la falta de lógica puede únicamente explicarse a nivel personal. Y no me meteré a explorar esta avenida simplemente porque no es el propósito de la nota. Pero le hago los siguientes planteamientos:

1) El problema principal de Cuba es la pobreza generalizada causada por un modelo económico deficiente.

2) La economía cubana colapsó con la caída del muro de Berlín

3) Como consecuencia de que EEUU apretó el embargo después de la caída del muro de Berlín, las cosas en Cuba empeoraron significativamente.

La pregunta lógica para Ud. Sr. Trujillo sería: ¿Cómo podría Cuba modernizar su economía cuando el embargo no le permite tener acceso a mercados, la excluye malintencionadamente de los sistemas financieros mundiales, la hace incalificable para créditos con entidades internacionales (recuérdese además que el factor de riesgo lo dan simpatizantes del embargo), acosa, chantajea, intimida y amenaza a países y empresas que quieran hacer negocios con Cuba, le niega el acceso a tecnologías vitales, etc, etc.

Para mí culpar a Cuba del embargo no es en nada diferente a la vieja tradición de culpar a una mujer de usar faldas cortas en un caso de violación. ¿Qué piensa Ud.?

También me gustaría conocer su opinión de profesor universitario sobre ¿qué sucedería en Guatemala si sufriera un embargo de la misma naturaleza?... ¿qué pasaría con las super eficientes empresas guatemaltecas? ¿qué sucedería si los EEUU de pronto suspendieran o recortaran las remesas?

Saludos

Pedro Trujillo dijo...

Gracias Abraham por tan interesantes comentarios.
El principal problema de Cuba y, es de hay de donde hay que partir, en mi opinion, es que no hay libertad. Cuba es un regimen comunista sujeto a los caprichos de un gobernantes y una camarilla absolutitas que hacen y deshacen a su gusto. Con este panorama es dificil que nadie se apreste a hacer negocios con un pais donde las garantías mínimas no son observadas. Por tanto la pobreza, es culpa del regimen que no permite que los ciudadans creen, innoven o hagan aquellos que estiman puede generar riqueza. Todo, absolutamente todo pasa por la burocracia del Estado y, evidentemente asi,no se puede hacer mucho. Creo que esto es ignorado muchas veces en analisis y opiniones de personas que dan por hecho que cuando hablamos de Cuba el referente es una democracia como la que podamos vivir en nuestro paises, aunque no sea la mejor.
El embargo USA es una politica exterior que ha pretendido doblegar el regimen y que no ha tenido el efecto deseado. Tampoco estoy muy de acuerdo con ella ni con determinadas actuaciones USA, vg. la guerra del Golfo. Estar contra Cuba no implica estar a favor de lo USA. Creo ue la politica ha sido mala y dura sobre todo sn mucho exito. ?Como hace Cuba para incentivar su economia?, bueno abriendola, como China, haciendo una economia de mercado libre y no intervenida. No se puede buscar una solución desde la intervención del Estado, es por ello que le decia que no hay que obviar que estamos ante un regimen intervenido. Asi es imposible activar ninguna economia. La solución, cambiar el regimen o establecer una economia de libre mercado...
Si a Guatemala nos hicieran lo mismo es evidente que habría un importante impacto en la economia. Nuestras exportaciones e importaciones con USA representan un importante porcentaje de la economia y ello impactaria negativamente en nuestra debil y depediente economia. Evidentemente sufririamos bastante. Pero volvemos a lo mismo, ello ocurre con regimenes como el cubano. No hay embargos a democracias, aunque estas sean "imperfectas" es por ello que hay que recordar permanentemente de quien estamos hablando y por cuanto tiempo. El caso de las remesas suspndidas, sería de un impacto similar, puesto que la remesas son uno de los principales rubros de la economia.
Gracias por su comentarios y espero cualquier nueva opinion o sugerencias que usted tenga o desee. Saludos. Pedro

Pedro Trujillo dijo...

Perdón, el primer "hay" debería haber sido un ahí. Pedro

Abraham Barrios dijo...

Gracias por su respuesta.

Pero nos movemos en círculos Sr. Trujillo, al mejor estilo del huevo y la gallina.

Estamos de acuerdo en que el modelo económico cubano es la causa principal de la pobreza. Por declaraciones del mismo Raúl Castro se desprende que hasta los mismos cubanos entienden la necesidad de revisar su modelo económico.

La pregunta obvia es entonces: ¿podrían hacerlo aunque quisieran?

La respuesta es simplemente no. Y no porque el embargo está precisamente diseñado para ello. Y como nadie se toma la molestia de explicarnos los alcances del embargo, cualquier persona con una clara posición anti cubana puede culpar impunemente a Cuba del embargo que le impuso arbitrariamente EEUU. Tal y como sucede en Guatemala todos los días, la víctima es culpable.

Su explicación sobre lo que sucedería en Guatemala en caso de un embargo me motiva a pensar que está de acuerdo conmigo que la economía cubana jamás podría ser transformada en las condiciones actuales. Y si la pobreza en Cuba, como en cualquier otra parte, es un resultado directo del modelo económico,-y yendo de regreso a mi premisa original- resulta ilógico (más que ideológicamente motivado) arguír que el régimen cubano es exclusivamente responsable de la pobreza en Cuba.

Pero no nos engañemos. Los EEUU conoce perfectamente los efectos del embargo, y lo mantiene en efecto deliberadamente porque la misión es destruír al régimen cubano a toda costa. El gobierno de los EEUU está criminalmente conciente del sufrimiento del pueblo cubano ante sus acciones.

Ahora bien, Ud. habla de libertad. Nadie duda que hay problemas de libertades individuales en Cuba. Lo que resulta verdaderamente sorprendente de muchos entes pensantes es que se contentan con la primera -y a menudo única- explicación que encuentran: porque Cuba es un régimen comunista, inherentemente pendejo y malévolo.
Una explicación que es obviamente suficiente para las masas. Pero para mí, por sus propios méritos esa explicación tiende al simplismo y a lo que llamaría huevonería -cuando no deshonestidad- intelectual.

Para empezar no explica lógicamente porqué no hay libertades en Cuba. En segundo lugar, deshumaniza al liderazgo cubano al presentarlo como totalmente incapaz de entender que la falta de libertades a) es contraproducente internamente y por lo tanto, b) peligrosa para su supervivencia, y c) es utilizada en contra de ellos desde fuera.


Si nos tomamos la molestia de asumir que los líderes cubanos son seres humanos normales capaces de entender acciones y sus consecuencias lógicas (no es mucho pedir creo yo), no será difícil concluír que hacen lo que hacen por alguna razón justificable, por lo menos para ellos.

Teniendo presente que se trata de las acciones de seres humanos normales, será más fácil entender que Cuba ha vivido en un estado de sitio permanente. (Un estudio de la psicología del estado de sitio ayudaría a entender muchas cosas creo yo).

La amenaza de una invasión de los EEUU siempre ha sido latente y para tomarla muy en serio, Veamos: - El acoso y los actos de sabotaje y terrorismo de los EEUU han sido ampliamente documentados (por supuesto que nunca nos cuentan de ellos los medios).
- La intención de los EEUU de cambiar el régimen en Cuba ha sido política de estado.
- Las operaciones clandestinas de la CIA en Cuba nunca han sido tan clandestinas porque a la opinión pública continental se le ha condicionado para que vea el "regime change" en Cuba como la cosa más normal del mundo.
- Las cosas de las que son capaces las agencias del gobierno de los EEUU en todo el mundo son del todo conocidas.

Con lo anterior presente, -y de nuevo apelando a la lógica- ¿Qué haría Ud. como líder cubano para proteger su revolución del acoso constante de los EEUU?

No es tan difícil imaginarse que lo primero que se le ocurriría sería restringir las libertades individuales. Después de todo esa ha sido la puerta de acceso favorita para las operaciones clandestinas de la CIA.

Para comprender lo que sucede en una situación de estado de sitio, imagínese a los EEUU después del 11 de septiembre. Basta decir que llegaron a validar la tortura y a anular el habeas corpus.

Con base en lo anterior, las preguntas para Ud. serían

1)¿Se justifican las políticas restrictivas cubanas sabiéndose lo que se sabe de las intenciones y capacidad de las agencias clandestinas de los EEUU?

2)¿Qué diferencia existe entre las políticas restrictivas cubanas y las del Patriot Act?

3) ¿No es la situación de los DDHH en Cuba otro "monstruo" made in USA?

Saludos

Anónimo dijo...

El Señor Pedro Trujillo esta COMPLETAMENTE equivocado en sus oiniones respecto a Cuba. Si los Estados Unidos son los promotores de la Democracia en el mundo por qué no obligan a regimenes como el de Arabia Saudita a que se democraticen, al contrario, los presidentes gringos suelen ser muy condescendientes con los regimenes que le son afines sin importar si son dictaduras o "democracias". Entonces ¿¿por qué la exigencia de que haya democracia en Cuba?? Digame Señor Trujillo, Cuba se independizó de España en 1898 y desde esa fecha hasta 1958 los Estados Unidos influyeron grandemente en la isla, Por qué en esos sesenta años los gringos no se preocuparon por promover la democracia en la isla y al contrario patrocinaron todo tipo de dictaduras. Ahora esos mismos gringos se andan exigiendo democracia cuando ellos mismos no la promovieron. ¿¿qué me tiene que decir al respecto señor Trujillo??
JOSUE VALDEZ

Pedro Trujillo dijo...

Estimado Josue,
Creo que el punto de discusión no es lo mal que lo han hecho los USA en los ultimos cien años. Comparto con usted que, efectivamente, la politica exterior USA en relación con Cuba y otros paises que usted cita, no es la adecuada, incluso puedo admitir que sea contraproducente, pero ese no es el tema. El punto está en que además de lo que dice de los USA, en Cuba hay un regimen dictatorial que por 50 años ha estado sometiendo a los ciudadanos,no hay libertad y,lo que es peor, no hay posibilidad de cambio porque no lo permiten. Esta stuación es producto de la recolucón ubana y sus "logros" y nose puede ocultar. Si ademas los USA lo hacen peor y patrocinan otras cosa, no es razón que justifique esta, de lo contrario estariamos dando razón al dicho, "mal de muchos...etc." Gracias por sus comentarios. Pedro