Entradas populares

lunes, 31 de enero de 2011

¡Ay Ministro!

El Ministro de Gobernación declaró recientemente: “que no se puede pensar sólo en seguridad”. Escuchar esas palabras amerita algunos comentarios y consideraciones, además de ser preocupantes y poco esperanzadoras. No se focaliza, como debiera, en su tarea de seguridad, sino que está pensando en otras áreas de gobierno, lo que le permite aquella afirmación que también le sirve para justificar el desvío presupuestario que comenta. Emplea el tecnicismo de que “no se hacen transferencias sino que se ceden espacios presupuestarios”, para argumentar que decide quedarse sin Q567 millones, cuando su departamento es uno de los menos eficaces, más cuestionados, carga con cerca de seis mil cadáveres anuales y en torno a cien delitos diarios denunciados. Es como aquel gringo a quien le pregunté cual era la diferencia entre delete y erase y, tras poner cara de desconcertado, me contestó: la verdad no lo sé, pero te puedo asegurar que en ambos casos se borra todo. Es decir, con una u otra justificación, el dinero no estará nunca disponible para atender los desafíos pendientes.
El Ministro Menocal “piensa” como si fuera presidente o le hace el juego a su jefa. Mira problemas generales, en lugar de centrarse en los suyos y buscarles remedio, aparentando ser tan comprensivo con médicos y maestros que cede su techo presupuestario para gremios con desconocidos propósitos. Si hubiese ido a algún entierro de los asesinados a diario se habría dado cuenta que debería velar más porque su ministerio cuente con los medios necesarios para combatir la violencia y que, en su caso, el Ministerio de Educación o el de Sanidad no deben inquietarle mientras en el suyo no solucione las enormes y preocupantes dificultades con que cuenta, o bien puede prescindir de su escolta y de su carro blindado para ser consecuente con lo que dice: ¡mira lo que hago y no lo que digo!
Patrullas que no se emplean, fueron compradas hace un año, están aparcadas y todavía sin rotular, ¡emplee ahí el dinero!; se intenta, ¡por cuarta vez!, construir una cárcel de máxima seguridad, ¡emplee ahí el dinero!; el presidente se desgañita pidiendo una reforma fiscal para que tengamos seguridad porque necesita más presupuesto, ¡emplee ahí el dinero!; las motos de la policía son incapaces de seguir delincuentes porque son pocas, malas o no tienen para gasolina, ¡emplee ahí el dinero; se cuestiona el bajo salario de los funcionarios policiales, ¡emplee ahí el dinero; las comisarías adolecen de lo básico para un desempeño profesional decente, ¡emplee ahí el dinero!; los dormitorios policiales son indignantes, ¡emplee ahí el dinero! Y así podríamos seguir recordándole múltiples lagunas en el desempeño de su deber, la mayoría “justificadas por el bajo presupuesto” con el que dice contar, aunque decide reducir su techo presupuestario en beneficio de otros, cuando esa no es su misión ni de quien desde la sombra exige recursos para Cohesión Social.
Cada vez que usted niega el uso de los fondos que le fueron asignados y aparece un cadáver, su conciencia le debería reclamar desde el fondo de su alma. Este año, que ustedes han calificado de exitoso en su gestión, “únicamente” han asesinado (según sus datos) a 5960 personas. Dígales a sus familias que redujo su techo presupuestario porque los maestros, los médicos, los peludos o la señora se lo pidieron. Al menos sea honesto con ellos ¿Cuáles serán los comentarios de doña Helen Mack?, porque no se puede estar “en misa y repicando”, tal cual el dicho sentencia.

4 comentarios:

Proferafa dijo...

Ya lo decía en anterior comentario, don Pedro, que algunas personas creen que solo se es responsable de una muerte sí se jaló del gatillo. Pero el infante que muere en sala de partos porque no hay oxígeno para revivirlo; la jovencita violada en la vía pública, a pesar que los testigos llamaron a la policía. El trabajador asaltado y muerto por sus agresores, mientras la radiopatrulla esperaba en la esquina que los ladrones huyeran para no enfrentarse a ellos... y un sin fin de ejmplos que nos desgarran el corazón, también tienen a más de un responsable.
Me pregunto, podrá dormir por las noches el señor Menocal. Porque dudo que no reciba los partes de los asesinatos diarios, sí solo para eso ha servido la PNC, para escribir partes y enviarlos "a donde corresponda".
Algunos críticos de Hellen Mack dicen que le sucedió lo que a muchos en Guatemala. Primero fueron pirómanos y terminaron siendo bomberos.
Sí yo construyo algo en mi casa y le digo al albañil que le ponga menos cemento, éste me señalará tal inconveniencia y me advertirá del potencial riesgo de no hacer las cosas como se deben. Entonces, me he preguntado una y mil veces, porqué jodidos ninguno de estos "brillantes" profesionales tienen el valor de cumplir con su deber. ¿O será que asumieron el cargo conociendo de antemano que iban a haber trámites donde sólo se les darían órdenes para cumplirlas?
Contaba mi difunto padre que en tiempos del Jefe de Gobierno Peralta Azurdia se encontraba de gira de trabajo con sus ministros. Terminado su trabajo le ordenó al piloto del C47 que los llevara de regreso. El piloto, oficial de la FAG, le dijo al Jefe de Gobierno (JG) que había tormenta y el campo de aviación no tenía ninguna equipo auxiliar de navegación. El JG le dijo que no le importaba que salieran. El piloto le dijo que no porque eso pondría en peligro a su tripulación y pasajeros y el como capitán de la nave se oponía a salir bajo esas condiciones. El viejo coronel Peralta montó en colera y lo amenazó con los fuegos del infierno. A lo que el piloto le respondió: "usted es el jefe y puede hacer de mi y de mi puesto lo que quiera, pero no salgo con ese clima porque nos vamos a matar" (por supuesto que no usaron ese lenguaje). Ese piloto era el coronel retirado Antonio Batres, un hombre al que no le tembló la voz al oponerse, con la razón en la mano, a la orden de un jefe.

Anónimo dijo...

Don Pedro, yo soy muy poco para dirigirme a los profesionales que opinan en Prensa Libre, pero en este caso, creo que vale la pena, me permito felicitarlo, su opinion es muy objetiva y realmente esperaria que haya sacudido la mente de la señora Helen Marck. Mi sentir es que nosotros los guatemaltecos estamos totalmente solos, que institucion actua de oficio contra funcionarios y empleados que no cumplen con su deber? todos los ministros de este gobierno no han velado por el cumplimiento a la Constitución Politica de la Republica de acuerdo a los deberes que deben de cumplir, si alguno de ellos es señalado de actos de corrupción, entonces los "destituyen" y al poco tiempo ocupan otro cargo de importancia, pero bueno, en esta tierra todos sembramos y a su tiempo cosecharemos, este es mi consuelo. de nuevo LO FELICITO.

Anónimo dijo...

Hace unos dias mientras hacia mis labores de ventas para una conocida marca de gaseosas aca en escuintla tuve la oportunidad de ver un gran despliegue de soldados cuidando un camion que repartia las famosas " Bolsas Solidarias " en una de las colonias mas peligrosas de aca y da rabia ver en que malgastan los recursos que no utiliza el susodicho ministro y yo me veo en la necesidad de tener que laborar con mis compañeros resguardado por dos guardias de seguridad privada sin que haya necesidad de eso y los demas guatemaltecos como estaremos?

Pedro Trujillo dijo...

Ahi ve ..., con nuestro dinero ellos se protegen y nosostros quedamos vulnerables... "Inteligencia" para la seguridad no dijeron... !toma ya!.
Gracias por sus comentarios. Pedro